Acupuntura Barcelona

Si quieres pedir hora para realizar un tratamiento de fertilidad natural, embarazo o cualquier tratamiento de acupuntura en el barrio de Gracia, estos son los datos de contacto:

Temperatura basal para detectar la ovulación

Home/acupuntura, fertilidad/Temperatura basal para detectar la ovulación

Temperatura basal para detectar la ovulación

El control de la temperatura basal puede ser indicado para diferentes situaciones. La temperatura basal nos da información sobre nuestro ciclo y sobre la duración de cada fase. El ciclo está dividido en dos fases, fase folicular o fase estrogénica (donde se produce estrógeno) y la fase lútea, también llamada fase gestagénica (donde se produce progesterona). La transmisión de una fase a otra está compuesta por la ovulación que está inducida por el aumento del nivel en sangre de la LH.

La toma de temperatura basal nos permite analizar con detalle nuestro ciclo, ya que nos permite analizar siempre en qué fase nos encontramos. La medición de la temperatura basal nos da información sobre el momento de la ovulación y nos ayuda a detectar los momentos fértiles para buscar el embarazo. Es especialmente útil en caso que el ciclo sea más bien regular y repetitivo. En el caso que el ciclo sea irregular, es importante que, a parte de la temperatura basal, nos fijemos en otros indicadores de la ovulación, como el cambio del moco cervical a mucosidad fértil o el cambio fisiológico del cuello uterino en fase fértil.

Tratamiento de acupuntura y medición de la temperatura basal

En los tratamientos que realizo con parejas que buscan el embarazo, doy especialmente importancia a la toma de temperatura basal, ya que, según Medicina Tradicional China, la primera fase consta la fase Yin y la segunda, la fase Yang. El análisis de las tablas de temperaturas me ayuda a identificar el síndrome que presenta según Medicina Tradicional China y adaptar aún más el tratamiento según la situación que esté. A la hora de aplicar la acupuntura siempre se tiene en cuenta el momento del ciclo en el que se encuentra la mujer y se adapta el tratamiento a ello.

En la segunda fase (fase Yang) se da especialmente importancia en mantener el calor en el cuerpo. En el caso que falte calor o exista el síndrome de “frío en útero” se tiene aún más en cuenta el calentamiento del cuerpo a través de puntos energéticos específicos y a veces con moxibustión.

Sandra Eberhard es especialista en fertilidad y realiza sus tratamientos de acupuntura en Barcelona. Puedes contactar con ella AQUÍ

2017-10-06T17:51:54+00:00